Páginas

¿DE QUÉ MANERA LA RADIO EN BOLIVIA INFLUYÓ A LOS DERECHOS HUMANOS Y LA CIUDADANIA?

¿CUÁL ES EL ROSTRO MÚLTIPLE DE LA RADIO EDUCATIVA HOY?, EXPLICAN COMUNICADORES

¿COMO ENTENDER LA RADIO EDUCATIVA HOY?, EXPLICA CLAUDIA VILLAMAYOR

¿COMO HIZO LA RED ERBOL EN DIFERENTES PERIODOS GUBERNAMENTALES DE BOLIVIA?

¿QUÉ HICIERON LOS DOCENTES DEL DISTRITO EDUCATIVO LA ASUNTA, YUNGAS EN NUEVOS HORIZONTES?

COMUNICADORA ALMA MONTOYA EXPLICA EL PANORAMA LATINOAMERICANO DE LA RADIO EDUCATIVA

¿CÓMO NACIÓ LA RED DE EMISORAS ERBOL DE BOLIVIA?, EXPLICAN SUS DIRECTORES EN DISTINTOS PERIODOS

¿CUÁL ES LA EXPERIENCIA ASOCIATIVA DE LA RADIO EDUCATIVA EN AMÉRICA LATINA?,EXPLICAN COMUNICADORES

ooooo00000 ---------- LO ÚLTIMO ---------- 00000ooooo

DOCENTES DEL DISTRITO EDUCATIVO ‘LA ASUNTA’ FESTEJARON SU DÍA EN NÚCLEO HORIZONTES

XV encuentro, campeonato Inter Núcleos, velada artística y agasajo social NUEVOS HORIZONTES, BOLIVIA (ANB).- Taqi yatichirinakaxa Distri...

domingo, 26 de febrero de 2017

DONALD TRUMP PLANTA A LOS CORRESPONSALES DE CASA BLANCA

No irá a tradicional gala
ESPAÑA (ANB / Fuente: El País.- Hay una fiesta que Donald Trump se va a saltar pese a lo mucho que le gustan las galas. Según ha anunciado el presidente republicano este sábado, no asistirá a la cena de corresponsales de la Casa Blanca, uno de los eventos sociales más esperados del año en Washington y que se viene celebrando desde comienzos del Siglo XX. Su decisión se ha conocido un día después de que su equipo provocara enérgicas protestas de esos mismos corresponsales por denegarle el acceso a un encuentro de prensa a varios medios nacionales e internacionales.


“No participaré en la Cena de la Asociación de Corresponsales de la Casa Blanca de este año. Por favor, manden mis mejores deseos a todos y pasen una estupenda velada”, tuiteó el republicano.

El presidente de la Asociación de Corresponsables de la Casa Blanca que organiza el evento anual, Jeff Mason, ha respondido diciendo que la organización “toma nota” del anuncio de Trump. Aun así, ha agregado, los planes siguen adelante para un evento que “ha sido y seguirá siendo una celebración de la Primera Enmienda (que defiende la libertad de expresión) y el importante papel desempeñado por medios independientes en una república sana”.

Es la segunda vez en 24 horas que Mason se tiene que pronunciar por una decisión de la Casa Blanca, después de la protesta que emitió desde que, el viernes, la Administración Trump diera el inédito paso de impedirle la entrada a un encuentro con el portavoz de prensa, Sean Spicer, a cinco grandes medios nacionales, incluidos The New York Times y CNN, frecuente objetivo de los ataques del presidente republicano.

El boicoteo a la fiesta que reúne cada año en abril en Washington a los grandes medios y sus estrellas, así como a políticos y celebridades, incluido el propio magnate antes de entrar en política, supone así un paso más en la creciente tensión entre la Administración Trump y el “cuarto poder”. Además, rompe con una tradición respetada por sus predecesores, por muy enfadados que estuvieran con los que cuentan y vigilan cada uno de sus pasos.

Pero supone en cierto modo también una medida preventiva. Hace semanas que se cocinaba un creciente boicot por parte de la prensa a la versión política de los Oscar que tiene lugar en el hotel Washington Hilton de la capital estadounidense y que, hasta ahora, era una de las fiestas más codiciadas en la poco fiestera Washington. Las revistas The New Yorker y Vanity Fair decidieron hace varias semanas que no organizarán este año las fiestas que solían acompañar a la gala de los corresponsales. Poco después Bloomberg, que solía ser la co-organizadora de la velada de Vanity Fair, también decidió abandonar el plan de organizar la fiesta que venía celebrando tras cada cena de corresponsales.

En los últimos días, habían crecido también los rumores acerca de que medios como CNN o MSNBC estaban estudiando la posibilidad de no participar en la cena de corresponsales en la que hasta ahora siempre habían tenido un lugar preferencial.

En enero, la popular comedianta Samantha Bee anunció además su intención de celebrar una gala alternativa la misma noche de la cena de corresponsales, el 29 de abril, en otro hotel de la capital. La presentadora del programa Full Frontal, en el que Trump suele ser objeto de ácidas críticas, anunció que los fondos que se recauden con su fiesta, la “No Cena de Corresponsales de la Casa Blanca”, serán entregados al Comité Para la Protección de Periodistas (CPJ), una organización que también está en alerta máxima ante los ataques de Trump a la prensa, a la que ha tildado de “deshonesta”, de “partido de la oposición” y hasta de “enemigos del pueblo”.

La Cena de Corresponsales es una tradición que comenzó en 1920. Cuatro años más tarde, en 1924, Calvin Coolidge se convirtió en el primer presidente invitado al evento. Desde entonces, todos los inquilinos de la Casa Blanca han acudido en algún año de su mandato a la cada vez más popular fiesta, que ofrece además una ocasión única al presidente de mostrar su lado más humano y humorístico, ya que suele pronunciar un discurso lleno de bromas contra otros y contra sí mismo.

Quizás es sin embargo el problema de Trump, que en el pasado ha demostrado poca capacidad de autocrítica, aunque sea en tono humorístico. Quedó patente en octubre cuando, poco antes de las elecciones, participó, junto con su rival demócrata, Hillary Clinton, en la gala benéfica de la Fundación Al Smith, que reúne a los más poderosos de la ciudad de Nueva York. Mientras que Clinton demostró ser capaz de reírse de sí misma, los chistes más personales que hizo Trump fueron a costa de su esposa, Melania, que asistía tan incómoda como muchos otros de los asistentes al discurso ácido y agresivo de su marido.

Paradójicamente, fue una de estas cenas de corresponsales en Washington la que, al parecer, decidió a Trump a dar el salto a la política. Fue la de 2011, en la que, para su indignación silenciosa, tuvo que sufrir ser el blanco de las bromas de Barack Obama que se vengó desde el podio con sus bromas de los intentos de Trump por poner en duda que el presidente hubiera nacido en EE UU y que llegó a obligar a la Casa Blanca a publicar el certificado de nacimiento del demócrata. Aunque en 2016 ya no estuvo como invitado en la gala, Trump volvió a ser la diana de los ácidos dardos de Obama en su última cena ante los corresponsales que lo siguieron durante ocho años, aunque su pronóstico de que en la próxima cita habría una mujer, Clinton, en su lugar han demostrado ser completamente errados.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

ANBOLIVIA te invita a ser el quinto poder, opina...con respeto

DEJA TU OPINIÓN EN:
TW: @ANBOLIVIA

TW: @ANBdigital

F: https://www.facebook.com/anboliviadigital

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...